información introductoria

image1

La Gnosis es Conocimiento Consciente

  

Gnosis: (Del griego γνώσις) conocimiento. La palabra Gnosis puede referirse a:


  • El conocimiento que adquirimos a través de nuestra propia experiencia, en lugar del conocimiento que se nos dice o en el que creemos. La Gnosis es conocimiento consciente, experimental, no simplemente conocimiento, creencia o teoría intelectual o conceptual. Este término es sinónimo del hebreo "da'ath", el sánscrito "jna" o "vidya" y el "rigpa" tibetano.
  • La tradición que dio origen a nuestras filosofías, ciencias, artes y religiones más respetadas. Aunque algunas personas modernas creen que el término gnosis está relacionado solo con ciertos grupos activos en el Medio Oriente hace unos 2.000 años, la realidad es diferente.


Ahora, por primera vez en la historia, es posible que cualquiera estudie el conocimiento más sagrado y antiguo. No espere que sea fácil, o que estará de acuerdo con todo lo que ha sido dicho por la sociedad moderna. En cuanto a lo que es correcto, usted puede basar su análisis en el resultado de la "filosofía moderna ": Mire a su alrededor para que vea lo que hemos hecho con el mundo. Para ver el resultado de la filosofía antigua, estudie a los que aprendieron de ella.

En cuanto al conocimiento que estudiamos aquí, es profundo, casi incomprensible, pero en última instancia sólo útil cuando se hace práctico en su vida diaria. Vívalo, y la verdad se hará evidente. Sin embargo, si este conocimiento permanece meramente como conceptos o creencias, jamás, nunca verá lo que realmente significa.


En su libro épico Las Enseñanzas Secretas de Todos los Tiempos, Manly P. Hall escribió:

“…quien quiera comprender las profundidades del pensamiento filosófico debe familiarizarse con las enseñanzas de los sacerdotes iniciados, que fueron los primeros custodios de la revelación divina. Se supone que los Misterios eran los guardianes de un conocimiento trascendental tan profundo que resultaba incomprensible salvo para el intelecto más elevado y tan poderoso que solo se podía revelar sin riesgos a quienes carecían de toda ambición personal y habían consagrado su vida al servicio desinteresado de la humanidad. Tanto de la dignidad de aquellas instituciones sagradas como de la validez de su afirmación de que poseían la sabiduría universal dan fe los filósofos más ilustres de la Antigüedad, que se habían iniciado en las profundidades de la doctrina secreta y daban testimonio de su eficacia.

Es legítimo formularse la pregunta siguiente: si estas instituciones místicas antiguas tuvieron tanta trascendencia, ¿por qué disponemos en la actualidad de tan poca información acerca de ellas y de los arcanos que decían poseer? La respuesta es bastante sencilla: los Misterios eran sociedades secretas que obligaban a sus iniciados a guardar un secreto inviolable y castigaban con la muerte la traición de los deberes sagrados. Aunque aquellas escuelas fueron la verdadera inspiración de las diversas doctrinas promulgadas por los filósofos antiguos, el origen de aquellas doctrinas no se revelaba jamás a los profanos. Además, con el correr del tiempo, las enseñanzas quedaron unidas de forma tan inextricable a los nombres de quienes las difundieron que las verdaderas fuentes - los Misterios-, de tan recónditas, se perdieron en el olvido.


Los tiempos han cambiado. La humanidad está en extrema necesidad de cambio revolucionario. Para ayudar a quienes deseen liberarse del sufrimiento, se abren las puertas de los misterios. Bienvenido!